Julia

Hoy ví como tu humor influye en como pintas. Yo era en un humor en el que me sentí un poco apenada por mi mismo – creo que una combinación de demasiado tiempo en el piso solo sin Ben y me había dado cuenta que tengo mucho trabajo hacer si quiero atravesar este montículo en español….y claro, no saber lo que hacer ahora con mi vida. La cosa buena sobre pintar y escribir cada día es que inadvertidamente afrontas tus sentimientos y rápidamente ganas alguna perspectiva. Después un charla fuerte con mi mismo, ¡qué suerte sentí pasar la tarde pintando a Julia!

Julia vino a mi como un modelo de los artistas, aunque trabajas más con los fotógrafos, después de había hablado con my amigo Raúl. Por eso, ya no la había conocido y no sabía lo que esperar. La cosa increíble sobre tener mucha gente que viene a posar es que puedo conocer a gente con fondos, perspectivas y ideas distintas. Hablar con Julia hoy, aprender sobre su viaje y sus planes era muy de humilidad.

Antes de la sesión no me había apetecido pintar, pero cinco minutos después de hablar con Julia sentí que tenía mucha suerte tener este tiempo para pintar. Yo era en un humor un poco raro y solo quería poner el pinto el el lienzo y ver que pasó. Yo había querido incluir las manos en mis composiciones un rato por eso le pregunté a Julia jugar con algunas posiciones diferentes. Era como una representación bonita y íntima mientras lentamente ella movía sus manos y su cabeza; su expresión cambiaba sutilmente mientras exploraba los contornos de su cara.

Estábamos de acuerdo con una posición con los dos manos enmarcar la cara y luego empezamos trabajar hacia una hora y media. Fui directamente por el fondo verde para complementar su pelo y su tez cálido. Ella estaba iluminado por un rayo de la luz fresco por la Ventana a la derecha y una luz cálido de la lampa del techo a la izquierda, que creaba un mosaico interesante de colores a través de su cara.

Normalmente me gusta continuar una obra de las fotos después un pose para completarla, para revisarla sin la presión de tener que el modelo te observa mientras trabajas. Pero este tiempo me gustaba bastante bien la impresión más del bosquejo y decidí abrazar mi nueva tranquilidad y déjalo allí.

200318 Portrait of Julia